Después de Correr NYC

Puede que sea un poco tarde, pero si no usan estos tips para el mismo domingo después de la carrera, pueden aplicarlos en los días posteriores: la fiesta del Maratón de NYC dura dos semanas y si eres un “finisher”, te lo hacen saber.

No olvides que al cruzar la meta del Maratón de NYC te conviertes en una celebridad. Al menos por dos días. Y ser una celebridad en New York no es menor.  Por ello, que el consejo central de estas líneas es no te descuelgues la medalla hasta que salgas de la ciudad. La verdad es que en mi caso, me quedé siete días, así que al tercero ya se quedó en el velador.

Volvamos a la meta, la cual una vez cruzada, recibirás tu medalla, junto a un abrazo femenino un chal de polar que será tu compañía y abrigo en la próxima hora y un paquete con proteínas además de la hidratación. No pienses en encontrarte con algún familiar, porque las medidas de seguridad después de los atentados en Boston son tan fuertes, que conviene ir caminando o en metro al hotel. Como eres celebridad, el metro es gratis si muestras tu medalla.

Si logras guardar US$ 20 en alguna parte, pasa por un schop helado, recomiendo la Brooklyn lager, en camino al hotel para quitar los dolores y comenzar la celebración antes de tiempo. Como esta es una carrera que parte tarde, es difícil almorzar después de correr, por lo que mi opción fue comer una rica hamburguesa con un par de brooklyns adicionales y salir a comer junto a los amigos corredores.

Finisher 3

Más aún si estás en NYC, vas a tener muy buenas opciones para comer hamburguesas desde el ya famoso Shake Shack , el Burger Joint (ubicado en el Hotel Le Parc Meridien), el Corner Bistro y Five Napkin Burger.  No he probado todas las anteriores, pero para mí la mejor por lejos es JG Melon (ubicado en la 74th st con la 3ra) , se los recomiendo, solo se puede pagar en efectivo.  También me comí una muy buena en la barra del hotel The Benjamin, más aún si estás con tu medalla colgada, doble sabor.

Finisher 2

El resto es pasear y disfrutar tu status de celebridad en NYC , algo que muy difícilmente vas a poder volver a repetir a no ser que vuelvas a ser un finisher de esta gran carrera. Te aseguro que cruzada la meta vas a pensar cuándo vuelvo a correrla, no cuál es la próxima. Esa es la gracia que tiene el Maratón de New York.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *