CORRER = FELICIDAD

Ya comenzó el 2016 y para nosotros con buenas noticias ya que desde hace 2 semanas somos columnistas en el Diario el Gráfico que distribuye Publimetro. Vamos a estar escribiendo regularmente en la edición del viernes.

Les dejamos nuestra primera columna!

CORRER = FELICIDAD

Cuando me invitaron a escribir esta columna sobre running, la primera sensación fue de alegría, qué gran oportunidad tengo de transmitir toda esta felicidad que genera correr! Qué bueno que voy a poder compartir mis experiencias y conocimientos con todos ustedes. Nuevamente correr me genera felicidad.

Siempre me declaré un fanático del deporte, pero entre no saber alimentarme correctamente, no ser constante y no ser cuidadoso con la vida nocturna, la verdad es que no estaba en mi mejor punto físico.

Hasta que cuando tenía 34 años me hice la gran pregunta que se han hecho varios de ustedes: Y si corro una maratón? Se ve entretenido pensé, por lo que en el momento me entusiasmé pero también me preocupé: ¿Es imposible? “Sé que algo pasa a los 30 kilómetros”, ¿Cómo voy a correr 42 kilómetros si en el colegio odiaba correr y terminaba siempre con un dolor abdominal al costado? ¿Cómo lo hago? Si estoy trabajando, tengo una familia y amigos, no hay tiempo!

A pesar de todas esas dudas llegué a la conclusión que era el momento. Tenía que desafiarme y responder a todas esas preguntas con propiedad. Pero obviamente con todas esas amenazas decidí que sólo iba a correr 1 maratón en mi vida….. solo 1.

Ahora tengo 37 años y desde que me hice esa pregunta han pasado un poco más de 3 años. Acabo de correr mi sexta maratón en Berlín en 2 horas 39 minutos y 30 segundos, para que se hagan una idea es correr 42 kms a casi 16 km/hrs.

Como se imaginan respondí a todas las preguntas:

¿Es imposible?

JA! No, es absolutamente posible para cualquiera que se lo proponga! “Se que algo pasa a los 30 kilómetros”, Sí, pero no es terrible e incluso con un buen entrenamiento se puede evitar .

¿Cómo voy a correr 42 kilómetros si en el colegio odiaba correr y terminaba siempre con un dolor abdominal al costado?

Gran error tratar de correr como en el colegio, siempre lo mas rápido y lejos posible. Ahora corro para disfrutar.

¿Cómo lo hago?

Si estoy trabajando, tengo una familia y amigos, no hay tiempo! Con una buena planificación, mucha disciplina, dedicación y entendiendo que la familia es fundamental, por lo que lo ideal es integrarla.

Ya han pasado miles de kilómetros recorridos entre las corridas de 10k, las de 21k, muchos entrenamientos y sacrificios, pero me sigo levantando a las 5:50 AM con una gran alegría. Sigo disfrutando cada paso que doy, y cuando estoy dudando si ir a entrenar, me acuerdo que NUNCA me he arrepentido de salir a correr.

Lo importante es que más allá de la motivación que genera hacer un tiempo determinado, competir en distintas maratones y ciudades, es increíble la FELICIDAD que generar correr. El simple hecho de ponerse unas zapatillas, empezar a moverse, conectarse con uno mismo y estar al aire libre disfrutando de todo lo que nos rodea es indescriptible.

La FELICIDAD la encontramos en las experiencias, no en las cosas materiales. De hecho las cosas que nos generan felicidad son las que se asocian a experiencias. Piensen en su polera favorita o en su bien más preciado. Les aseguro que está relacionado a una experiencia.

Los invito a ser felices, a vivir experiencias, a dejar de leer esta columna en este momento!! Amarrarnos los cordones!! Y que tal salir por un trote suave de 30 minutos? Nos vemos en el parque!

C1_EG

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *